especialistas del deporte

Sports

¿Correr en ayunas? ¿Sí o no?

¿Es aconsejable practicar running en ayunas? Esta cuestión es compleja ya que genera controversia. Sonia González, Dietista Nutricionista y Tecnóloga de los alimentos, nos resuelve algunas dudas al respecto en una entrevista en la prestigiosa publicación CMD Sport.

No se trata de mostrarse a favor o en contra del ayuno antes de salir a correr, sino de hacer un análisis de distintos elementos como la especialidad del atleta y con qué fin se propone un entrenamiento en ayunas. Así lo explica la Dietista Nutricionista y Tecnóloga de los alimentos, Sonia González, quien asegura que “esta estrategia resulta eficaz para la mejora del rendimiento deportivo cuando el objetivo que se pretende conseguir es el de mejorar la eficiencia en la utilización de nuestras reservas de combustible. Muchos deportistas de élite siguen este método actualmente y en general se obtienen buenos resultados, aunque el entreno en ayunas normalmente resulta físicamente más duro que el entrenamiento en condiciones normales”.

¿Es peligroso correr en ayunas?
Ante esta pregunta, Sonia González, afirma que bajo su criterio, “no es peligroso, pero si se realiza con personas no entrenadas o sin seguir unas pautas de entrenamiento o dieta adecuadas, sí podría afectar de forma negativa y causar riesgo de hipoglucemias -bajada brusca de azúcar en sangre-“.

No hay estudios que confirmen que es una buena fórmula para quemar grasa
Así lo asegura la especialista quien afirma que “se han realizado varios estudios para evaluar si el planteamiento del entrenamiento en ayunas puede ser una vía eficaz para reducir la grasa corporal, aunque los trabajos publicados hasta la fecha no poseen todavía conclusiones significativas” y añade que “algunos muestran reducciones de la grasa corporal tras realizar periodos de entrenamiento en ayunas mientras que otros no muestran resultados significativos entre hacerlo en condiciones de ayuno o tras haber ingerido alimentos”.

Pros y contras
“El problema más común es el de la aparición de una hipoglucemia, es decir, una bajada brusca de azúcar en sangre que puede provocarnos mareos, sudoración fría, dolor de cabeza, malestar o náuseas. Este fenómeno se conoce como “pájara” y sucede cuando nuestro azúcar sanguíneo se agota y no llega en suficiente cantidad a nuestro cerebro”.

Pero también podemos hablar de algún beneficio: “el entrenamiento en ayunas mejora en este sentido la capacidad de utilización de las grasas ya que con él mejoramos su almacenamiento dentro del propio músculo”, explica Sonia González, quien añade que considera útil esta táctica en “deportistas experimentados en pruebas de fondo o ultra fondo pero no en deportes explosivos, es decir de corta duración y máxima velocidad de ejecución”.

Una técnica que queda totalmente desaconsejada para corredores principiantes y poco experimentados.